17/8/17

¿Está la Grafología en peligro de muerte?

Hace unos días, tras la promoción de un taller simple sobre la firma que no es la primera vez que dicto, una “Grafóloga” salió al cruce (léase del otro lado de la pantalla de una computadora o celular) diciendo que no era ético, profesional, ni confiable, hacer un taller así en pocas horas, por el solo hecho de hacerlo, sin siquiera saber de qué se trataba, adonde apuntaba y que se pretendía con ese taller en particular. Si bien, claro está, no tengo porque dar explicaciones a nadie, si creo que es una buena oportunidad para pensar que pasa con la Grafología hoy, más específicamente con lo que comúnmente se llama, o denomina, colegas.
Soy parte de una nueva generación de Grafólogos, muchos ya conocen mi recorrido y lucha para tener el título que me negaron caprichosamente por casi 10 años, imaginarán que no soy de quedarme sentado esperando a que alguien venga a pedirme un análisis (que dudo que le pase seguido a muchos) o que de repente me llamen a congresos por investigaciones que nunca hice públicas, por más interesantes que estas me parezcan a mí. Pero hay, “gracias a dios”, una generación de Grafólogos que siguen conservando cierta cuestión (en su mayoría mujeres que no tengo ningún problema en nombrar porque no fueron muy solidarias cuando las necesité y pudieron hacer algo) y que no permiten que se innove sobre esta disciplina, como si la hubiesen inventado. No tienen cosas publicadas, buenos trabajos hechos, ni siquiera son reconocidas por muchos de mi generación que no saben ni cómo se llaman, en su mayoría, misteriosamente ligadas a la Iglesia y la misa de los domingos.
Quienes venimos con estas nuevas ideas, anda a saber de dónde salen, no tienen como objeto hacer un bollo todo lo estudiado que la mayoría de las veces es privado y que cuesta ya de por sí, más me costó a mí que se me negó el título durante 10 años (voy a repetir este hecho hasta el cansancio porque parte de mi identidad como Grafólogo) y quiero modificarlo y hacerlo adaptable a los tiempos que corren, mis tiempos que me corren, la vida que vivimos, la vida que vivo y por qué no, hacer lo que ellas no hicieron por conservadores “chupasirios”: vivir dignamente de la Grafología, no solo hacer título, chapa y ego con ello; fundamentalmente ego, que es lo que hacen casi todos.
Hay un dato muy curioso, que cualquier Grafólogo conocerá, de la matrícula de graduados que hay en Grafología en la Argentina, solo un porcentaje que no supera el 10% (exagero) es el que trabaja, mucho menor es el que vive dignamente de esto, como pretendo, y todavía sueñan con lo que le vendieron el primer día de clases: trabajar en empresas y posiblemente en tribunales, como peritos, de hecho uno de mis títulos es ese: Perito Grafólogo. Acá estoy, solo estuve en tribunales firmando el poder a la abogada por el juicio a “Grafología Litoral” y su directora Silvia Battion.
Cuando tenés el título en la mano, tu realidad, la realidad es otra: nadie, pero nadie sabe lo que es la Grafología en realidad y si se acercan es porque lo vieron en televisión y lo que hay es una curiosidad chusma del tema. Cuando le explicas que tenés que tomar medidas, analizar y asumir el objeto de estudio, por decirlo, la cosa se torna más inalcanzable todavía para el que escucha y el cliente cree que el análisis le va a salir fortuna, de hecho muchos colegas cobran esa fortuna y después dicen que no tienen trabajo y nadie los valora.
Esto desgana a cualquiera y esos resultados se ven en la producción bibliográfica que no deja de ser un eterno copiar y pegar (como dijo una Grafóloga, no recuerdo cual, y muy acertadamente lo compruebo libro tras libro que leo). Voy a poner un ejemplo, ayer termina el libro “Grafología Emocional” de Tesouro de Grosso, a ver está buenísimo, pero no me aporto nada, más que un copiar y pegar del tema, junto, todo en un solo libro, que seguramente lo romperé de tanto uso, porque esta todo condensado ahí, pero no hay nada nuevo, o sea, más de lo mismo, refritado para un público que capaz que no sabe que eso existe.
Queremos ver crecer lo que hacemos, porque implica un crecimiento propio y de nuestros esfuerzos, pero cuando alguien como yo, que no tienen por qué conocerme sale con un taller difusión sobre la Grafología y la firma, nada formal, pero que puede ayudar al común de la gente a entender de qué se trata sin hacerlo tan exclusivo y elitista, atacan y atacan porque es simple: el hace lo que a mí no se me ocurrió y quedo en evidencia de que no puedo hacer mucho con ese título que me generó un esfuerzo enorme y no me está dando réditos económicos precisamente, o sea quiero crecer yo, no la disciplina y el ego cucaracha del Grafólogo hace que por ejemplo, el Colegio, no tenga una validez como si lo tiene el de Abogados o Psicólogos y queramos o no, terminamos siempre en el estante de las mancias (que voy a defender a muerte porque fueron las que me pagaron la carrera, el título y el posterior juicio, me dignificaron). Esto no es un ataque al Colegio, sino a la falta de solidaridad y unicidad de los propios Grafólogos, que se ve que es una cuestión de género, porque se carece y mucho.
Queremos ser científicos, perdón: quieren (no me incluyo en ese mambo, yo solo quiero ser Grafólogo), pero no nos comportamos como tal y en muchos casos no sabemos ni que es ciencia, ni mucho menos sabemos quién es Comte. Voy a poner un ejemplo: Lledó Parres se tuvo que morir para que le dieran bola con la Grafología Racional y hoy sea una tendencia mundial, a Simón me lo enseñaron en mi primer año de la carrera y me abrió mucho el panorama de lo que hoy hago, cuando lo nombre años después en una re cursada, por poco no me tiran ácido sulfúrico, porque el que estaba en la cresta de esa ola era otro muerto: Vels. Como estos tengo miles de miles de ejemplos que lo único que hace es matar algo tan rico y útil como la Grafología y si a esto le sumamos los avances de las tecnologías, debo predecir que no queda mucho tiempo, es así de corta.
Hay más… ¿Cuánto tiempo libre tenemos para estar controlando lo que el otro hace? Ojo, esto se adapta a cualquier situación, puedo ver que quien se pone a atacar mi manera de trabajar con la Grafología (tampoco me lo tomo a título personal, porque les pasa a muchos, tengo entendido), no es una excelente profesional que se la pasa trabajando, sino una persona que tiene demasiado tiempo libre como para mirar a los costados a ver quién sobresale y por consiguiente atacar y de investigar y ver cómo hacer para hacer crecer la disciplina no hablamos. Una persona más que se suma a la desocupación y tiempo libre que deja el título de Grafología por falta de ingenio y trabajo colectivo. Todo, lamentablemente tiene que ver con lo mismo y lo triste es que no hay intereses mayores, nadie se “embolsilla” millones, sino que lo que está en juego acá siempre es lo mismo el ego de ser quienes no somos y lo que es peor: ser los únicos.
Hay que ser originales, explotar el título, hacer cosas nuevas, equivocarnos. Estar seguros de lo que hacemos, la gente no es idiota, sabe a fin de cuentas quien es quien y quien trabaja sabiendo, quien por ego y quien porque tienen necesidades económicas básicas y sabrá a quien elegir y quien quiere o no de maestro. Eso es democracia. Mirar lo que hace el otro, para increparlo porque hace algo que no me atrevo a hacer o no se me ocurrio, anda a saber por qué y para que no nos suma ni en lo individual, ni en lo colectivo, porque quien mira de afuera ese espectáculo digno del “Bailando por un sueño”, lo único que hace es que nadie se acerque, no solo a la Grafología, sino que después terminemos siendo menos confiables que un mandatario.
Se necesitan nuevos aires y no lo van a dar las viejas momias de la Grafología, que ya pasaron los 70 años (sabrá quien se pone este sayo), lo vamos a dar nosotros y no soy el único, los de las nuevas generaciones lo que  queremos es adaptar la Grafología a los tiempos que corren, porque nos gusta lo que hacemos, porque queremos vivir de esto, y porque las necesidades no son las que tenía Vels o Xandro, sino son más bien las que tenemos nosotros, que quizás no llegamos a nada, pero si ni siquiera nos dejan intentarlo, lo que están haciendo es claramente un suicidio.


14/8/17

Dime como firmas y te diré como eres.

Secretos de la Grafología para interpretación de la firma.
Fecha: 30 /9
Horario 9:30 a 13:00 hs.
AZUL ZAFIRO – LUJÁN.
En este Taller veremos las diferentes maneras y reglas de aprender la correcta interpretación de la personalidad mediante los rasgos de escritura que aparecen en la firma.
El mismo incluye material exclusivo de la técnica grafológica que habilita a un análisis científico y de carácter concienzudo, pero no menos apasionante y entretenido sobre el tema.
Incluye material completo y certificado de asistencia.
En el “Taller de la Firma” veremos los lineamientos básicos de la grafología aplicados al análisis puntual de la firma y un pantallazo sobre la opinión de los diversos autores sobre el tema. El mismo esta apuntado a profesionales, ya sea del área psicológica o grafológica, o público curioso en general que quieran introducirse en la ciencia grafológica y dar sus primeros pasos de manera responsable y académica.
Dictado por: Darío Iván Rosatti.
Perito Grafólogo (C. E. S. – Buenos Aires).
Grafólogo Analista (Ministerio de Educación de la Provincia de Santa Fé).


23/7/17

Instructor en Mandalas con herramientas de Grafología®. Programa.

Objetivos del Curso.

Nos proponemos en este Curso de Instructor en Mandalas con herramientas en Grafologia®, a lo largo de estos 8 (ocho) encuentros de 2hs. cada uno, conocer la ciencia de los Mandalas desde perspectivas muy poco tradicionales o pocos conocidas tanto en el ámbito general de los Mandalas, como de otros cursos y talleres referidos a dibujos que se han dictado hasta el momento. Esto nos ayudará a entender mejor la manera de hacerlos, aplicarlos y, por qué no, pensarlos desde diversas ópticas, siempre más enriquecedoras y que aporten un conocimiento que no tenemos sobre el tema, como lo es en general con la ciencia de la Grafología.
La formación incluye, como su título sugiere, herramientas de la Grafología, de básicas a complejas, dando al intérprete un apoyo que pueda llegar a hacerle entender lo más profundo del ser en el dibujo mismo que tiene en frente y por consecuencia, a su interpretación.
Es bueno aclarar que  no es habilitación como grafólogo profesional propiamente dicho, pero si da las herramientas que son exclusivas de la formación grafológica y que puede ayudar mucho a la compresión del trabajo como Instructor en Mandalas con herramientas en Grafologia® y que puede abrirle mucho más el panorama a quienes ya trabajan con Mandalas.
Es bueno entender, que lo que se aprende en este Curso, que está enfocado exclusivamente a los Mandalas como expresión artística y escritural, no solo se puede aplicar a los mismos de manera única y preferencial, sino que también a la escritura en general de quien tenemos en frente. La capacitación tiene muchas aplicaciones más de las que se pueden sugerir a lo largo de las clases, esto puede ser de mucha utilidad, no solo para Mandalas, que va a ser el recorte principal, sino también, en muchos ámbitos de la vida que incluyen escritura concreta del ser humano, o dibujos.
El eje básico de este Instructorado en Mandalas con herramientas en Grafologia® es la práctica misma, ya que en ella se ven las cuestiones teóricas en acción, además de verificar la veracidad de la parte teórica toda.

Programa general.

Clase 1.
Introducción. Que son los Mandalas. Utilidades. Significado introductorio a los colores. Grafología: introducción, definiciones y diferentes escuelas. Ambiente gráfico y como aplicarlo al Mandala como primer acercamiento a su interpretación.

Clase 2.
Grafología racional. El trazo escritural como medida de la escritura. Sentidos básicos del trazo y sus sub sentidos. Las cuatro bases funcionales. La endofuncion y la exofuncion. Los doce trazos escriturales ubicación e interpretación psicológica. Los integrantes de la energía del trazo. Las seis binaridades de la energía y las doce esencias. Aplicación de la Grafología racional a los Mandalas.

Clase 3.
Psicología del color. Colores en la tinta con la que se escribe y su interpretación psicografológica. Psicologia de los colores primarios en un Mandala dibujado o coloreado. Psicología  de los colores secundarios y terciarios en un Mandala dibujado o coloreado.

Clase 4.
Como suministrar un Mandala. El ambiente en donde suministrarlo: pro y contras. Como ayudar a crear un Mandala de una hoja en blanco o como interpretar un Mandala pre fijado. Interpretaciones y elementos. Significados de las formas que aparecen y por qué. Sugerencias. Numerología: Significado de los números para aplicar a las divisiones del mismo en el dibujo. Nociones de la interpretación de la geometría.

Clase 5.
Test proyectivos gráficos complementarios para la suministración de Mandalas. Test del Hongo. Test del Árbol. Como completar estos conocimientos con los Mandalas, colores e interpretaciones escriturales.

Clase 6.
Grafopatología: Patologías en la escritura. Trastornos involuntarios en la escritura y el dibujo. Afecciones psicosomáticas más notables en la escritura. Causas modificativas en la escritura. Ejemplos y casos para la identificación tanto en la escritura, como en los Mandalas.

Clase 7.
Grafología de la firma. Nociones básica para tener en cuenta a la hora de finalizado el Mandala. Definiciones, interpretaciones. Rúbrica. Maneras de unir estas interpretaciones a la información suministrada por el Mandala.

Clase 8.
Evaluación de los puntos vistos en los encuentros anteriores con Mandalas varios.

Consideraciones:

_ Carga horaria por clase: 2 hs.
_ Dictado por: Darío Iván Rosatti – “Perito Grafólogo” (C. E. S. – Buenos Aires). “Grafólogo Analista” (Ministerio de Educación de la Provincia de Santa Fe – Rosario).
_ Se entrega material completo clase tras clase.
_ Las evaluaciones del mismo no se hacen médiate puntaje o estudio, sino que se apunta que la persona incorpore cotidianamente y con práctica los conocimientos, de manera lúdica y provechosa.
_ Si bien se aceptan Mandalas y escrituras traídas por los alumnos, todo ese material, está incluido en la formación de Instructor en Mandalas con herramientas en Grafologia® de antemano para facilitar la solución, ya que fueron previamente analizados, para evitar equivocaciones o confusiones.
_ SE ENTREGA CERTIFICADO de asistencia (tramitando en estos momentos la validez oficial del mismo).